Seguro médico para Permiso de Residencia de personas mayores en Extranjería

¡Comparte este artículo y ayuda a otros compatriotas!

Si estás en la situación en que necesitas un seguro médico para una persona mayor (tu padre, madre, o los de tu cónyuge, …) y quieres tramitarle la tarjeta de residencia de familiar de ciudadano comunitario o la reagrupación familiar te encontrarás con que uno de los requisitos que piden en Extranjería es que contrates un seguro privado de salud.

La Administración pide exactamente en su listado de requisitos:

Disponer para sí y los miembros de su familia, de recursos económicos suficientes para no convertirse en una carga para la asistencia social de España durante su periodo de residencia. También deberá aportar un seguro de enfermedad público o privado, contratado en España o en otro país, que proporcione cobertura en España durante su período de residencia equivalente a la proporcionada por el Sistema Nacional de Salud.

Ya te adelantamos que el seguro debe ser privado, no vale con la tarjeta de la seguridad social que se está entregando a inmigrantes sin papeles y que no vale cualquier tipo de seguro médico. Además, si eres el reagrupante y eres trabajador/a afiliado a la Seguridad Social, no podrás incluir como beneficiario a tus padres o los de tu cónyuge.

De todos es sabido que un seguro médico privado es un negocio (están para ganar dinero) y que determinadas enfermedades preexistentes pueden incluso impedir su contratación. Es así de triste, pero así es la realidad, si un paciente no es rentable, a la aseguradora no le interesa.

Contratar un seguro médico privado para personas mayores (más de 75 años) y con coberturas iguales a las de la Seguridad Social es muy complicado… pero tranquilo/a, no desesperes, no es imposible.

 

Consejos para contratar un seguro médico para permisos de residencia de personas mayores

La cuestión es armarse de valor y ponerse en contacto con todas las aseguradoras posibles que hay en el mercado. Llama por teléfono, acude a una oficina física, … Te aconsejamos la segunda opción porque en persona te ofrecen unas condiciones de contratación que por teléfono no te ofrecerán, especialmente para personas mayores.

En el call center de una aseguradora, la persona que te atiende es una teleoperadora con unas respuestas ya establecidas que sacan de un sistema de preguntas frecuentes y si solicitas un seguro médico para una persona mayor de 75 años (o incluso menos, según la aseguradora) te dirán directamente que no es posible contratar sin más soluciones.

En cambio, si vas a una oficina física es muy posible que sí te ofrezcan algún seguro con unas condiciones especiales de contratación para asegurar a una persona mayor (aunque en las condiciones del seguro se indique como requisito una edad máxima de contratación).

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN...  El certificado de nacimiento tiene caducidad en la solicitud de nacionalidad española

Nunca mientas al contratar un seguro, porque si una persona mayor tiene problemas de salud perfectamente lo detectarán en cualquier asistencia médica, donde tendrá que informar de la medicación que toma, dolencias, etc. es fácil “cazar al mentiroso”. Es un tema muy serio porque la aseguradora te puede demandar por estafa.

Si para contratar un seguro no dices todas las dolencias previas del asegurado, entonces jamás hagas uso de él. Si tu ascendiente tiene algún problema de salud, acude a la seguridad social (aunque estés pagando el seguro privado). Cuando recibas la resolución favorable de la tarjeta de residencia, no renueves el seguro durante el próximo año.

 

Experiencia real contratando un seguro médico para tramitar a un ascendiente la Tarjeta de Familiar de Ciudadano de la Unión

Te relatamos a continuación el caso de una de nuestras clientas y amigas:

Argentina residente en España, casada con español y que por estado de salud de la madre (77 años de edad, residente en Argentina y sin nadie que se hiciera cargo de ella en su país) quiso traerla a España. La mejor opción para traerla legalmente, siendo esposa de un español era acogerse al régimen comunitario (tarjeta de familiar de ciudadano de la unión) y no al general.

Al tramitar la tarjeta de residencia, uno de los requisitos era presentar un seguro médico privado… sí o sí. Tras una peregrinación por diversas aseguradoras, siempre encontró la misma respuesta: su madre es demasiado mayor y no es asegurable. Pero al final encontró una aseguradora que sí quiso aceptar a su anciana madre: DKV Seguros, pero con unos requisitos especiales: contratar además otro seguro médico para su hija pequeña de 2 años (unos 45 €/mes) y en el caso de la madre no cubría su hipertensión (147 €/mes). Aunque el seguro de su madre no tenía cobertura completa, igual a la ofrecida por la Seguridad Social (al no cubrir la hipertensión), la oficina de extranjería lo consideró válido. No sabemos si fue porque el funcionario encargado de revisar la documentación no lo detectó o bien no lo consideró importante.

Esperamos que éste post haya sido de ayuda para ti y que despeje dudas con un trámite angustiante pero no imposible. Si tienes alguna información más que aportar deja tu comentario más abajo ¡ayuda a otros! 😉

Si te interesó el artículo, tenemos otros relacionados que podrías leer:

 

(Imagen propiedad de Freepik)


¡Comparte este artículo y ayuda a otros compatriotas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres extranjero en España?

Entérate de toda la actualidad sobre Extranjería...

🙂 SÍGUENOS EN FACEBOOK !!!